Pensamientos negativos frente a nosotros

Los pensamientos negativos frente a uno mismo que pueden alterar las relaciones afectivas y propiciar un amor irracional, surgen de esquemas o estructuras profundas que han sido adquiridas durante la infancia.

Los pensamientos negativos auto-rreferenciales explican en gran medida por qué las personas son incapaces de ponerle límites al amor cuando deben hacerlo y defender sus derechos. También explican el surgimiento de un sinnúmero de miedos irracionales.

Para explicar lo anterior, presentaré seis esquemas mal-adaptativos con sus respectivos pensamientos negativos.

También te puede interesar: Enfoca tu mente y aprende a vivir en el presente

Pensamientos negativos frente a nosotros
Pensamientos negativos frente a nosotros

Esquema de dependencia psicológica

Las personas dependientes se acoplan rápidamente a aquellas figuras que les despiertan la sensación de segundad y protección. El miedo a perder el soporte psicológico y a no sentirse protegidas hace que se entreguen irracionalmente y persistan en relaciones disfuncionales.

Esta dependencia también está asociada con una percepción de incompetencia y baja auto-eficacia, es decir, la idea de que uno no es capaz de enfrentar la vida exitosamente.

En este esquema, los pensamientos negativos frente a uno mismo son del tipo: “Soy débil”, “Soy inútil”, “Soy un ser indefenso”. Entonces, la conclusión es: “Necesito alguien más fuerte que yo en quien pueda confiar y que se haga cargo de mí”.

Walter Riso. (2006). Los límites del amor. México: Oceano.