Miedo y ansiedad ante la pandemia ¿Real o imaginario?

¿Qué es una pandemia?

Momento en que el ser humano está consigo mismo, en que puede compartir con un grupo pequeño y cerrado de personas, un tiempo en que puede decidir permanecer en silencio, sin distracciones, con la finalidad de dirigir la atención de su mente al interior. Normalmente el ser humano la enfoca al exterior y deja de conocerse a sí mismo. Es necesario enfocar la mente al interior para  intentar comprender el presente y sanar el pasado.

Nos encontramos en un proceso de auto exploración, en el cual podemos clasificarnos; esto significa que: Cada uno de nosotros determina ante las jerarquías del universo, de la consciencia y del único ser, quienes somos realmente, para manifestar ante los demás nuestro comportamiento los 3 indicativos mas importantes del ser humano: pensamiento, palabra y obra.  Es decir, el ser humano mide su conducta y sus acciones por la manera en que piensa, en qué habla y en qué actúa. Eso genera una determinada frecuencia vibratoria, que determina en cada uno de nosotros cómo van a ser las experiencias de destino que va a vivir a corto plazo.

Durante este proceso complicado para el mundo, lo ideal es encontrar comprensión de la nueva realidad.

Para ello es necesario encontrar información de sabiduría que nos permita:

  • Sanar el pasado, valorar el presente y programar el futuro.
  • Mantener alta energía vital.
  • Entender que uno es el guionista de su propia película.

Inconscientemente cada uno de nosotros luchamos contra el orden del universo porque no lo conocemos, luchamos contra la vida, las experiencias, contra las situaciones que enfrentamos; tratamos de modificar lo que no necesita ser modificado, y por supuesto, cuando tratamos de modificar lo que ya es perfecto nos encontramos inmediatamente con unos bloqueos que se originan en las leyes que rigen ese orden.

La forma de liberarnos es dejar de luchar contra la vida, contra el orden perfecto y aprender a aprovechar las oportunidades. En la medida en que dejamos de luchar, podremos encontrar paz y empezar a fluir. Sólo de esta forma se terminan los conflictos.

Miedos y fobias

Lo importante es que comprendamos que cada uno de nosotros vive inmerso en una realidad correspondiente con sus estados mentales. En la medida en que yo cambio mis estados mentales internos, las realidades que la vida va a ofrecerme son nuevas porque yo cambio la correspondencia interna con la externa.

Mientras yo no reconozco mis valores sino mis limitaciones vivo en una realidad correspondiente con las limitaciones que yo expreso, manifiesto y mantengo en mi mente. El día que yo cambie esa percepción podrá cambiar mi entorno, mi realidad y así generar una nueva realidad.

Si piensas que esto que digo es IMPOSIBLE, así mismo será.

La palabra imposible no existe en la mente de un maestro, mucho menos en Dios. Es preferible utilizar esta expresión: “Aún no sé cómo puede hacerse”. No es que sea imposible, es que yo no sé cómo hacerlo, aún.

Cuando tú aceptas la realidad sin sufrir ante ella, tú ya no tienes nada más que aprender del sufrimiento y puedes continuar el resto de tu vida en paz y en armonía.

Existen 4 miedos fundamentales:

Están representados en las formas de defensa, las ponemos en marcha creyendo que nos van a ayudar a tener el control de nuestras vidas.

  1. Miedo a perder: es el miedo a la escasez, a no conseguir lo que creo que necesito. Para superarlo debemos comprender que siempre tenemos lo necesario y no lo que creo que necesito. La solución está en la valoración.

 

  1. Miedo a enfrentar: es el miedo que tenemos al creer que no estamos a la altura de las circunstancias. Nos hace estar a la expectativa y no nos deja fluir con lo que la vida nos presenta. La solución está en aprender a soltar.

 

  1. Miedo al abandono: es el miedo a la soledad y al rechazo. Nos hace tomar decisiones en función del qué dirán y abandonar nuestro propio yo interior. Nos precipita hacia una vida enfocada al exterior y no al interior. La solución es el auto conocimiento.

 

  1. Miedo a morir: Surge para defender el cuerpo físico. Se origina en el inconsciente y no nos damos cuenta de que lo que defendemos es la vida. Este miedo surge cuando no somos capaces de adaptarnos y agradecer todo lo que la vida nos ha dado, en especial los momentos más complicados que son los que nos dan la oportunidad de aprender. La solución está en apreciar el diario vivir.

¿Qué tipo de miedo experimentas tú?

Si utilizáramos los miedos en su función natural, nos servirían de perfectos indicadores para ver qué es lo que nos falta por aprender.

La Fuerza de la comprensión.

Entrenamiento individual / Grupal.

Marcela Amaya 8181852318

www.marcelamaya.com

Comparte este artículo